FUNDELF

FUNDELF
Fundación para la Comunicación y el Desarrollo del niño Extraordinario en interacción con los Delfines

Autismo

El autismo es un trastorno generalizado del desarrollo de origen multifactorial que generalmente aparece entre los 15 y 20 meses de edad. En la mayoría de los casos los niños progresan normalmente y luego comienzan a retroceder en su desarrollo perdiendo su capacidad para comunicarse a través del lenguaje, destrezas sociales y habilidades físicas.

Las manifestaciones del autismo son tipo espectro, es decir que afecta en forma distinta a cada persona, expresándose como un continuo que va desde casos muy severos, otros con algunos rasgos fenotípicos y otros que rozan la normalidad. El lenguaje y la comunicación son las áreas más afectadas ya que por lo general los niños no hablan o se comunican en forma muy rudimental.

Es por esto que en Fundelf propiciamos el desarrollo de programas orientados a potenciar las capacidades del niño, incorporando a la familia y al entorno en un todo que se aborda en forma sistémica con programas psicológicos y psico-educativos diseñados para ello.


Delfines Terapeutas y Sanadores

Encuentros Amistosos con Delfines

Es el programa piloto de nuestra fundación:
un espacio de reunión para las familias con
niños y adolescentes extraordinarios,
quienes junto a una comunidad de amigos
y terapeutas, en el paradisíaco ambiente
marino del Parque Nacional Mochima
de Venezuela, comparten la alegría
integradora de los delfines libres y
silvestres y mucho más.

Encuentros con caballos

Al igual que los Delfines, los caballos son animales de gran belleza y el contacto con los mismos tiene incontables beneficios colaborando en el mejoramiento de la motricidad, sociabilidad y atención del niño con autismo.

Terapia de Amor

Ernesto y su Terapeuta

Mamas Vip

Dar herramientas a la madre especial para el fortalecimiento de su autoestima y liderazgo, a través de reuniones, foros, charlas y tertulias

Brindar información para el cuidado de su hijo especial, a través de exposiciones, charlas y seminarios, con médicos y especialistas de cada área.


Mamas Vip

Mamas Vip

Salud y Bienestar

Guía Nutricional sobre temas relacionados con dietas, tratamientos y orientación teórica - práctica de especialistas vinculados con el área del autismo.

Atención Psicológica Sistémica

Reuniones regulares de los familiares y terapeutas guiados por un especialista para la atención psicológica de todas las redes en las cuales se inserta cada niño.

Programa Psico-Educativo

Talleres trimestrales con los padres y terapeutas, para el manejo conductual y psicoeducativo en el hogar, a través de un programa individualizado, con seguimiento por especialistas en el área de comunicación y modificación de conducta.

Recomendamos www.ablah.org

Puerto La Cruz Mochima

Programa Eco-Turístico

Planes Vacacionales para compartir tiempo de recreación, juegos ecológicos y turismo.


Madre e hijo comparten

martes, 24 de enero de 2012

Ansiedad y otros trastornos, más comunes en personas con autismo 20:08h | lainformacion.com Por Genevra Pittman

NUEVA YORK (Reuters Health) - El autismo estaría acompañado de una variedad de otras enfermedades mentales y conductuales en los niños, según sugiere un nuevo estudio que muestra la complejidad de su diagnóstico.

Esas otras enfermedades son el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o problemas del aprendizaje, y pueden complicar el diagnóstico o retrasar la mejoría en niños diagnosticados y tratados precozmente.

"(El estudio) destaca que estos niños suelen tener discapacidades múltiples y no sólo autismo", dijo Johnny Matson, experto en los trastornos del espectro autista y trastornos intelectuales de la Louisiana State University, en Baton Rouge, que no participó del estudio.

El equipo del doctor Andrew Zimmerman, del Hospital General de Niños de Massachusetts, en Lexington, halló que las enfermedades típicas que acompañan el diagnóstico de los trastornos del espectro autista varían según la edad de cada niño.

Los trastornos del aprendizaje eran más comunes en los niños más pequeños, mientras que la ansiedad, los problemas del lenguaje y las convulsiones afectaban más a los alumnos de primaria y los adolescentes.

En la revista Pediatrics, el equipo escribe que estudios previos habían demostrado que algunos niños con un trastorno del espectro autista dejan de reunir los requisitos diagnósticos y ya no son considerados autistas.

En el estudio, eso ocurrió con un tercio de los niños con un diagnóstico inicial. Se debate si esto se debe a un error en el primer diagnóstico o a cambios cerebrales o conductuales de los pacientes.

Los trastornos del espectro autista incluyen el autismo, el síndrome de Asperger y los "trastornos generales del desarrollo sin otra especificación" o TGD-SOE.

La cantidad de niños diagnosticados con estos trastornos creció en los últimos años. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés), uno de cada 100 niños estadounidenses tiene un trastorno del espectro autista.

Se espera que una próxima revisión del Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales acote la definición del autismo y los trastornos asociados, lo que reduciría la cantidad de niños y adultos que reúnen los requisitos diagnósticos.

El nuevo estudio incluyó los datos de una encuesta telefónica realizada en el 2007 y el 2008 a 92.000 padres de menores de 17 años de Estados Unidos.

Los padres respondieron si algún médico les había dicho alguna vez que su hijo tenía un trastorno del espectro autista, si su hijo lo tenía actualmente o si padecía otros problemas mentales y conductuales.

En total, 1.366 padres dijeron que su hijo tenía o había tenido un trastorno del espectro autista. De ese grupo, 453 ya no reunían los criterios diagnósticos.

Los niños pequeños aún considerados autistas solían tener más problemas del aprendizaje o retraso del desarrollo que los niños que habían "perdido" el diagnóstico.

Los niños en edad escolar, en cambio, tenían más trastornos de ansiedad, mientras que los adolescentes padecían más alteraciones del lenguaje o convulsiones leves y epilepsia.

En un estudio de la doctora Susan Levy, "a los niños con más diagnósticos concurrentes se les diagnosticaba el autismo más tardíamente", cuando los criterios clínicos son más definidos y estables, según explicó la autora, investigadora del Hospital de Niños de Filadelfia.

Además, comentó que "los niños con más diagnósticos concurrentes tenían muchos más problemas, que habrían retrasado su mejoría". Y esto dificulta el tratamiento.

Zimmerman aseguró que reconocer a tiempo los signos del autismo e iniciar el tratamiento aumentaría la posibilidad de obtener una mejoría real y duradera.

"El tratamiento temprano es fundamental y existen motivos para pensar que los niños pueden mejorar. Son muy optimista", agregó.

FUENTE: Pediatrics, online 23 de enero del 2012

(Reuters)